El éxito en las operaciones de perforación diamantina está determinado por una serie de factores y variables que comienza desde su creación como concepto de servicio, hasta la entrega del producto final que es la invaluable información contenida en los “testigos” recuperados.
A nivel operacional, es importante analizar todas estas variables y tomar el control de los riesgos más críticos, para garantizar el éxito en las operaciones. Eso equivale a hacer una gestión de procesos, en cuya ausencia toda la presión descansa sobre los hombros de personal técnico y hablando más específicamente sobre los hombros del perforista. Ahí una de las razonas de las altas rotaciones de personal que algunas empresas continúan experimentando, buscando por tanto soluciones en el reemplazo de perforistas, supervisores y auxiliares.
¿Podemos garantizar el éxito sin tomar en cuenta estos y otros aspectos como el cumplimiento de objetivos del programa de perforación y compromisos en los que están involucrados, el personal, los clientes y las comunidades de entorno?
El área de responsabilidades en la que podemos desenvolvernos cada uno de los participantes en el proyecto, siempre es limitado, pero todos podemos hacer nuestra parte, sin dejar de ver el panorama que todo proyecto de perforación tiene sin duda y tomar el control de los aspectos operacionales bajo nuestra responsabilidad con todas las herramientas de gestión a nuestra disposición. Tenemos así que para afrontar las dificultades técnicas de los proyectos de perforación es conveniente identificar y establecer los estándares operacionales que nos permitan la culminación satisfactoria del programa.
Estas variables, definitivamente, ofrecen diferentes configuraciones y resultados en cada organización. Es lo que podemos identificar como culturas operacionales o corporativas.
Tomar el control de cada uno de estos aspectos, es importante, para obtener el éxito sostenido en las operaciones de perforación en las condiciones de terreno más difíciles de perforar.
Se suele afirmar en nuestro rubro que el triángulo de la perforación es “máquina, aditivos, perforista”, es otra forma de ver u otro enfoque. Sin embargo, sabemos que muchos pozos son perforables con solo agua, pero eso va a depender de las habilidades técnicas del perforista, Por tanto, el factor determinante siempre es el perforista. En ese sentido, las capacitaciones y entrenamientos del personal juegan un papel importante. Existen dos formas de aprender: a través de los propios errores y a través de los errores de otros. La forma más dura de aprender es a través de los errores propios y la forma más inteligente de aprender es a través de los errores que otros ya los recorrieron.

César Meléndez Ramos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.